¡Seguimos cocinando!

¡Que tarde más divertida!

Ha sido una gozada ver como los participantes del proyecto Oído Cocina cada vez se conocen más, colaboran más en equipo y se le va apreciando más destreza a la hora de cocinar.
Nos faltaban de realizar tres pinchos para completar los siete que elaboramos con molde en plastilina.
Al llegar y tras repartirnos las tarjetas con el nombre, pasamos por grupos a cocinar. ¡Tres pinchos, pues tres grupos! Se nos habló de normas de higiene y todos antes de cocinar, fueron pasando por el baño a lavarse las manos.

Dentro de cada grupo se nos presentó el producto que teníamos que elaborar, y tanto Oscar como los alumnos de la escuela de Hostelería nos fueron explicando y enseñando como trocear la cebolla, como batir más clarita la mayonesa, como aplastar las tostadas, como realizar la mezcla de las carne, a pelar las manzanas…La verdad que es una auténtica gozada verles trabajar con los chavales. ¡Gracias!

cocineros

Como en la sesión anterior, mientras la mitad del grupo cocinaba, la otra mitad signaba. Los chavales estuvieron muy atentos a lo que se les enseñaban.
Al cabo de un rato los grupos cambiaban y los que signaban cocinaban y viceversa. Nos ha sorprendido ver lo bien que signan las recetas, como se saben de maravilla en LSE los ingredientes con los que cocinamos, y la expresividad que empiezan a mostrar cuando van signando, y todo bajo la atenta mirada de las monitoras de Arans-Bur.

índice
Ya sabemos realizar los siete pinchos, que realizaremos en mayo y eso tiene su mérito.
Los tres pinchos que hemos realizado son, para que vayáis abriendo apetito. Si los de la sesión anterior olían de vicio, éstos… ¡ni os cuento!oido

 

– Brocheta de ternera
– Roll-on de salmón
– Huevo tropical.

 

Ni que decir tiene que una vez cocinado todo, los participantes dieron buena cuenta de todo. Y no penséis que todo acabó ahí, luego limpiaron las mesas y dejaron todo recogido.

¡Así da gusto!

limpiando